BIENVENIDA, COMPAÑERA


Tendría poco sentido decir que Karla, nuestra compañera y amiga, ha vuelto hoy después de casi siete meses navegando en otras aguas. Tendría poco sentido decir que nos alegramos de que de nuevo esté entre nosotros. Tendría poco sentido, porque, a pesar de la distancia y los océanos, durante todo este tiempo, Karla ha permanecido a nuestro lado. Trabajando con nosotros, aportando su granito de arena, y siempre dispuesta a echar una mano.

De todos modos, esta mañana Karla aterrizaba en Madrid y viene con las pilas muy cargadas y con ganas y actitud sobrantes para colgarse la pañoleta al cuello, echarse el macuto a la espalda y poner rumbo al Sahara.

Parte del Clan, incapaces de esperar hasta una hora razonable, ha ido a recibirla al aeropuerto, y es que todos hemos esperado este día con muchísimas ganas: HOY EL CLAN ES MUCHO MÁS FUERTE QUE AYER.

Ahora sí que nada puede pararnos.
Bienvenida, COMPAÑERA.



Ignacio Gordillo Cortés
Rover Clan Kilimanjaro