ACAMPADA SAN RAFAEL

- CLAN ROVER KILIMANJARO -

Quedamos a las nueve en el local de Madrid, y un rato más tarde pasamos por el Fuentenueva a recoger a los Escultas y Claneros que venían a la acampada. Cuando llegamos al albergue de San Rafael nos dijeron dónde íbamos a dormir, nos dejaron una casa que estaba súper guay y nos distribuímos en las distintas habitaciones antes de ponernos en marcha. Mientras la comisión de AFECTIVIDAD preparaba un par de cosillas para su actividad y esperábamos a que llegara Sánchez, Ali nos mostró un truco de magia (que casi todos hicimos alguna vez a lo largo de la acampada) y charlamos un rato. Empezamos con la actividad que trataba de contar un hecho o conflicto de hoy en día metiéndonos en la piel de otra persona. Salieron temas muy interesantes que estuvimos debatiendo a lo largo de la comida. Rato más tarde nos trajeron café y té que nos lo tomamos como “merienda” mientras trabajábamos en algunos temas organizativos de Clan, como por ejemplo la noche elegante del campa de navidad, que este año dinamizaremos nosotros.
 

Nos juntamos con los Escultas e hicimos una actividad sobre el conflicto del Congo con el coltán, un mineral que se usa para objetos de tecnología (como móviles y ordenadores) y que su extracción y tráfico tiene como consecuencia la vulneración de derechos humanos en la zona. La verdad es que fue un video bastante duro y que cuesta asimilar. Nos dividimos en grupos para hablar sobre esto y poner en común los remedios o propuestas que podíamos hacer.

Mientras tanto, algunos Scouters estuvieron preparando la cena: barbacoa, que compartimos junto a los Escultas. Cuando terminamos de recoger todo, hicimos la actividad de la comisión de ESPIRITUALIDAD sobre los ciborgs para luego crear con nuestra imaginación un ciborg y la ciudad donde viviría.

Al día siguiente, desayunamos y seguidamente nos pusimos a terminar de ver temas de Clan. Estuvimos de relax un rato y nos pusimos con la actividad de la comisión de CREATIVIDAD: hacer máscaras. Salieron muy guays pero algunas quedaron “espeluznantes”.


 Recogimos y limpiamos la casa donde habíamos estado estos dos días y nos fuimos a una sala que habían estado utilizando los Escultas. Allí comimos e hicimos la EVALUACIÓN de la acampada de forma diferente y orginal.

En conclusión, una acampada súper guay y cogiendo fuerzas para el CAMPA DE NAVIDAD.











Ángela del Olmo
Rover del Clan Kilimanjaro