SER ROVER EN SERVICIO

Cuando empezamos en este proyecto, en esta nueva etapa, desde el principio nos dimos cuenta de que era mucho más grande de lo que nos podíamos imaginar. Empezar algo que daba miedo, la verdad. Pasamos de ser los atentos mayores que siempre estaban dispuestos a echar una mano cuando hiciera falta, a ser los que pedían ayuda porque se les venia el mundo encima cuando las primeras reuniones con la Manada no salían tal y como estaban preparadas. Nunca dejamos de aprender y nunca dejaremos de hacerlo, de un modo u otro, la diferencia radica en que ahora tenemos que emprender un camino en el que no hay alguien que nos guíe directamente, el crecimiento debe ser personal e individual, siempre con el apoyo de nuestros compañeros. Esto nos hizo darnos cuenta de la importancia que tenemos dentro del Grupo y es que, lo creamos o no, nosotros somos el futuro de este. Debemos intentar transmitir a los más pequeños todo lo que hasta el momento hemos aprendido, y hacerlo de la mejor manera posible. Para mi, y como opinión personal, habremos triunfado como Rovers y como ROVERS EN SERVICIO si conseguimos mejorar, aunque sólo sea un poco, el entorno que nos rodea. Y ver en un futuro cómo a los que hoy llamamos peques transmiten con sus mejores intenciones todo lo que nosotros podamos enseñarles ahora.

¡ROVER! ¡SERVIR!

Miguel Callaba Rey
Rover del Clan Kilimanjaro
Scouter de la Manada Kiowa