una aventura

Actividades                                      TODAS, y contando con el hecho de que nos quedaron algunas por hacer, diríamos que estupendo, ya que el problema lo tendríamos si nos hubiesen faltado.

Dinámicas                                         INTENSAS, de esas que nos hacen pensar, las que sientes como una buena patada en el estómago e inevitablemente nos hacen tambalear hasta los mismos cimientos de nuestra existencia.

Ruta                                                  INVERNALMENTE PRECIOSA, y sobre todo el hecho de despertarte el domingo, sentir algo de lluvia y un poquito de fresco, y darte cuenta de que aun así, no hay nada mejor que calzarse las botas, coger la cámara y algunas cosillas más y “lanzarse al camino” a disfrutar de la naturaleza y de unas vistas maravillosas, compartiendo esfuerzos, historias, risas, alguna conversación trascendental pero sobre todo sueños y proyectos.


Cafes                                                 LOS JUSTOS, ni muchos ni pocos, los que nos ayudan a crear ambientes distendidos donde se refuerzan los lazos que nos unen y nos hacen creer en nosotros mismos, dejando volar la imaginación hacia futuros objetivos, a metas alcanzadas y las que aún nos quedan por superar.

Sonrisas, juegos, alguna discusión… Convivencia

Y al Día Siguiente… 
                              ...esa extraña sensación que te deja el trabajo bien hecho y la añoranza por repetir la experiencia vivida, o mejor aún, la ilusión por vivir nuevas aventuras.



Resumiendo… Una Acampada de Clan