Muere Saramago




Sobran las alabanzas que además suenan injustas a la muerte de alguien, y sin embargo faltan las palabras, no se encuentran. Por suerte él nos dejó unas cuantas. Nuestro mayor homenaje será re/leer ese legado, "Ensayo sobre la ceguera" o "La caverna" entre otros, y dar las gracias desde el silencio del dormitorio, el salón, el metro, o cualquier otro lugar.